Sant Pere de Rodes

Si hay un adjetivo que le va como anillo al dedo al monasterio de Sant Pere de Rodes, este es majestuoso, ya que impresiona por su solemnidad y elegancia. Este monasterio benedictino del siglo x parece dominar el Parque Natural de Cap de Creus desde el punto más alto de El Port de la Selva. Declarado bien cultural de interés nacional, es uno de los máximos exponentes del románico en Girona. En el conjunto destaca la iglesia, el campanario y la torre de defensa.

Desde su construcción en el siglo x, el monasterio ha sido testigo de las más diversas situaciones. Ha presenciado varios siglos de esplendor –cuando dominaba territorios a ambos lados de los Pirineos–, la decadencia desde finales del siglo xvii, saqueos constantes, etc., hasta convertirse en la actualidad en uno de los atractivos turísticos imprescindibles de la Costa Brava.

Twitter