Jardines botánicos

La Costa Brava te depara una sorpresa especial: sus jardines botánicos. Cuatro propuestas que combinan la belleza vegetal con vistas panorámicas sobre el mar.
En Lloret de Mar, Santa Clotilde te sorprenderá por la gran variedad de plantas que alberga y, curiosamente, por la ausencia de flores en el jardín. Además, en su mansión puedes disfrutar de una visita a las colecciones de pintura, tapices, barcos en miniatura y cerámica catalana.

En el jardín botánico Pinya de Rosa, entre Blanes y Lloret, podrás admirar la perfecta adaptación de especies vegetales típicas de los trópicos al clima mediterráneo.

Ya en Blanes, el Mar i Murtra es una impresionante estación biológica, con plantas y árboles autóctonos, así como especies vegetales de todo el mundo.

Por último, los jardines de Cap Roig, en Calella de Palafrugell, te conquistarán por su riqueza de variedades de árboles y plantas de los cinco continentes, que sirven de escenario para el reconocido Festival Jardins de Cap Roig.

Twitter