Besalú

La excepcional arquitectura medieval de Besalú ha hecho de esta población una de las más visitadas de todo el territorio catalán. En numerosas guías turísticas verás la fotografía del Pont Vell, con sus característicos arcos y torre.

El municipio de Besalú está catalogado merecidamente como conjunto histórico-artístico nacional, y sus calles están llenas de testimonios de una época en que la comunidad judía y la cristiana convivían en armonía. La antigua judería (el Call), la sinagoga y los baños judíos coexisten con el monasterio de Sant Pere y las iglesias de Sant Vicenç y Sant Martí.

La enumeración de puntos de visita obligada se extiende al antiguo hospital de Sant Julià, al palacio de Sant Romà, a la calle de Tallaferro, a la plaza de la Llibertat y a muchos otros. Ven y déjate sorprender por Besalú, todo un ejemplo de conservación histórica y cultural.