Dulces tradicionales de Semana Hasta el 17/04/17.

Votos
12345

Los buñuelos, roscones y monas son las principales tradiciones gastronómicas de esta época que, años atrás, se caracterizaba por la moderación en la mesa.

Según se mire, la Semana Santa también se podría rebautizar como la Semana Dulce. Los buñuelos, roscones y monas son las principales tradiciones gastronómicas de esta época que, años atrás, se caracterizaba por la moderación en la mesa. De hecho, se considera que el origen de los buñuelos típicos de Cuaresma tiene que ver con la necesidad popular de endulzar los días en que la Iglesia prohibía comer carne a los fieles. A falta de carne, buenos son los dulces.

Sea como sea, lo cierto es que el primer día de Semana Santa, el Miércoles de Ceniza, se convierte en el día oficial de la aparición de los buñuelos en las pastelerías, para quien no quiera elaborarlos en casa. Las recetas se transmiten de generación, ya sean de buñuelos de viento, de crema, brunyols del Empordà u otras variedades que algunos maestros pasteleros se han encargado de popularizar. Siempre dulces, eso sí, y de textura suave, ideales para degustarlos en cualquier momento del día.

El Domingo de Ramos es el turno del roscón de Ramos, un postre en forma de rosco decorado con fruta confitada y a base de mazapán, que tradicionalmente los padrinos regalaban a sus ahijados.

También ha arraigado con fuerza la mona de Pascua, típica de algunos territorios concretos. Aunque originariamente era un sencillo roscón o una masa de pan dulce con huevos duros, hoy en día es un exuberante pastel de chocolate que recrea escenarios y personajes populares entre los más pequeños. Se suele decorar con huevos de Pascua, con mayor protagonismo en otras culturas. La mona es también un regalo típico de los padrinos a sus ahijados, coincidiendo con la festividad de la Pascua.

Un buen modo de probar diferentes dulces en las comarcas de Girona es degustarlos en las ferias y mercados que se celebran en Semana Santa. En Bàscara, por ejemplo, tiene lugar un popular mercado de roscones, mientras que en Sant Feliu de Guíxols, Darnius, Boadella d’Empordà, Figueres y Garriguella encontrarás buñuelos para todos los gustos en sus ferias y mercados artesanales.  

Twitter